¿Es conveniente bajar el tope para la declaración de renta?

En días recientes ha vuelto a sonar con fuerza la propuesta de reducir de nuevo el tope para la declaración de renta de las personas naturales en Colombia, planteando en esta ocasión el límite en ingresos por encima de $1.844.292 pesos mensuales.  Recordemos que para 2018, deben declarar renta las personas que reciban ingresos por encima de $2.749.417 al mes.

Como es natural cuando se toca el bolsillo de los colombianos, se han escuchado todo tipo de reacciones y opiniones a favor y en contra con argumentos válidos en ambos sentidos. Sin embargo, desde Ingennio consideramos que la propuesta debe ser analizada cuidadosamente a la luz de la realidad económica del país.

Es importante resaltar que esta iniciativa se ha planteado anteriormente por analistas independientes, empresarios y entidades gubernamentales como una medida efectiva y fácil para aumentar los ingresos del estado y ajustar las desbalanceadas cuentas de la nación. Es necesario omitir cualquier sesgo político y concentrarnos en un análisis frío de costos y beneficios alrededor de una propuesta tan importante.

Beneficios

En cuanto a los beneficios, vale la pena mencionar que declarar renta no es lo mismo que pagar y de hecho, un alto porcentaje de las personas que hoy declaran renta resultan no pagando y con saldos a su favor. Por esta razón, se esperaría un aumento marginal de recaudo sin incrementar drásticamente la carga impositiva de los ciudadanos.

Asimismo, para el país la medida permitiría atacar la evasión de impuestos, fortalecer el control tributario y avanzar hacia un modelo más simple de tributación para las personas naturales naturales lo que nos beneficiaría a todos, siempre y cuando la reforma se realice acompañada de una buena gestión por parte de la DIAN y del Gobierno.

 

Costos

En cuanto a los costos de la propuesta, ésta debería ir acompañada por un amplio ejercicio de difusión y socialización de la medida junto a un fortalecimiento de la DIAN y su capacidad para atender a los ciudadanos. Adicionalmente, se debe simplificar el proceso de cálculo y pago de impuestos y facilitar el proceso de devolución de saldos.

Lea también: Ingennio ayuda a los ciudadanos a gestionar devolución de saldos. Leer más.

Igualmente, el sistema tributario colombiano es altamente complejo, lleno de excepciones y atajos que son usados por personas y empresas para reducir su carga de impuestos por lo que cualquier reforma debería apuntar a resolver todo el conjunto y no sólo  un eslabón como la renta para personas naturales.

 

En conclusión, una reforma tributaria efectiva y justa requiere un análisis juicioso para atacar todos los frentes, incluyendo las gabelas tributarias injustas, los mecanismos de evasión y elusión y un amplio esfuerzo en simplificar los procesos ante la DIAN y educar a los ciudadanos para que tengan control de su vida tributaria. En ese marco amplio se debería analizar esta propuesta y no lanzarla de forma improvisada a la opinión  pública.

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *